Barreras invisibles: Navegando por los servicios financieros con un ITIN

El panorama financiero de Estados Unidos está plagado de barreras invisibles. Estas barreras adoptan muchas formas, como la puntuación de crédito, las cuentas bancarias y los requisitos de identificación. Para millones de personas en este país, esa barrera invisible es un número de identificación del contribuyente individual o ITIN. Los ITIN son números de nueve dígitos que se expiden a las personas que pagan sus impuestos pero que no tienen derecho a un número de la Seguridad Social (SSN). Se expiden a una gran variedad de personas, incluidos los inversores internacionales, los estudiantes y los cónyuges que se encuentran en los Estados Unidos con visados y los inmigrantes. El Tesoro de Estados Unidos ha emitido más de 23 millones de ITIN en la última década. Solo en 2015, más de 4,3 millones de personas pagaron impuestos con un ITIN -con un total de más de $13,7 mil millones.

Muchos proveedores de servicios financieros citan el SSN como la única forma de identificación aceptable. No hay ninguna normativa bancaria que diga que el SSN es necesario o la única forma de identificación aceptable. Pero estos requisitos por defecto, en efecto, se convierten en barreras para acceder a los servicios financieros, enviando un claro mensaje a la comunidad: Si no tienes un SSN, no lo solicites.

Aquí en MAF, servimos a muchas personas que las instituciones financieras convencionales pasan por alto, incluyendo a las personas que solicitan servicios financieros con un ITIN. En este informe piloto, estamos investigando nuestro rico conjunto de datos de clientes para entender cómo nuestros clientes con ITINs navegan sus vidas financieras. Aunque no se trata de una muestra nacional, nuestro análisis aporta información importante para los proveedores, los defensores y los responsables políticos.

MISSION ASSET FUND ES UNA ORGANIZACIÓN 501C3

Copyright © 2020 Mission Asset Fund. Reservados todos los derechos.

Spanish