MAFista Spotlight: Samhita Collur

Samhita Collur ha desempeñado muchas funciones durante sus casi tres años en MAF. Oficialmente, ha sido gerente de éxito de socios y gerente de comunicaciones, pero también ha sido narradora, desarrolladora de contenidos para aplicaciones móviles, defensora de la comunidad, estratega de nuevos programas, copresidenta de un consejo asesor y amiga de muchos MAFistas. Ahora, va a estudiar derecho para aprender a defender a los miembros de la comunidad de nuevas maneras. Le pedimos que imparta su sabiduría antes de su último día en MAF.

¿Cómo describiría su experiencia en MAF?

En primer lugar, mi experiencia en MAF ha moldeado realmente la forma en que ahora pienso en el trabajo con una comunidad. Al principio me atrajo MAF por los valores de la organización: conocer, construir y respetar. A lo largo de mi experiencia en el equipo de programas, he visto cómo se llevan a cabo esos valores. Lo he visto en las personas que contrata MAF. Creo que contratamos a personas que son verdaderos líderes de la comunidad. Ves lo importante que es ver a esos líderes comunitarios al frente del trabajo. Lo que ha hecho que mi experiencia sea tan especial es ver las relaciones que el personal establece con la comunidad y la forma en que se aplican esos valores. Quiero llevarme esos valores a la facultad de Derecho, donde estaré en un entorno más académico y la comunidad puede sentirse a veces distante.

Has mencionado ver los valores de MAF en acción. ¿Tiene algún ejemplo de ello?

Una de las cosas que forman parte de nuestros valores es la confianza. Tenemos que ganarnos la confianza de nuestra comunidad. Un ejemplo que me viene a la mente son estas tres entradas de blog que escribí sobre los clientes de MAF: Connie, Boni y Rosa. Estas tres personas no se atrevían a contar sus historias. Pero confiaban en MAF. Boni confió en Diana, una asesora financiera. Connie tenía confianza con Doris, una gestora de éxito de clientes. Con Rosa la confianza que tenía con MAF se construyó a través del programa de becas DACA. Estos son sólo algunos ejemplos de cómo MAF se compromete e interactúa con la comunidad. Nunca hay que asumir que alguien está dispuesto a contar su historia. Las historias de las personas son complicadas, están llenas de altibajos. La gente quiere contar una historia precisa que muestre la resiliencia y las lecciones aprendidas. No una que sea superflua. Descubrí que hay una manera de escribir la historia de otra persona, y hacerlo en sus términos.

¿De qué está orgulloso?

Incluso jugar un pequeño papel en la campaña de DACA es algo de lo que estoy muy orgulloso. Eso realmente me hizo reflexionar sobre lo que quería hacer después. Me inspiró a seguir estudiando derecho como siguiente paso. Ver a este pequeño equipo cambiar de marcha y trabajar tan bien juntos para implementar esta iniciativa a gran escala. Durante este tiempo, observé lo que significa para MAF estar en la intersección de los servicios financieros y la inmigración. Acabamos siendo un punto de entrada o una puerta de acceso a otras cuestiones. Observar eso y ver cómo MAF seguía respondiendo a los mandatos judiciales que se dictaron tras la rescisión inicial me permitió reflexionar sobre cómo encajan los distintos enfoques. Fue un gran aprendizaje. MAF me permitió ver cómo diferentes organizaciones pueden trabajar juntas para hacer algo realmente grande. No puede ser sólo una organización. Lo vi evidenciado a través de nuestro modelo de asociación, la campaña DACA, y la asociación con organizaciones de servicios legales para las referencias.

También estoy orgulloso de formar parte del equipo de programas. He apreciado mucho las relaciones que he establecido con las organizaciones asociadas. Es realmente especial ver cómo adaptan el programa a su comunidad única. Socios como Harlem Congregations for Community Improvement (HCCI) que realmente encarnan lo que significa ser una organización comunitaria. Y todas las organizaciones con las que nos asociamos están muy arraigadas en la comunidad.

¿Qué es lo siguiente para usted?

Este otoño estudiaré derecho. Me he dado cuenta de que lo que más me gusta es comunicar y escribir. La idea de comunicarme con diferentes audiencias y tomar la información y encontrar la manera de contar una historia convincente. Espero poder desarrollar ese conjunto de habilidades. Quiero utilizar estos conocimientos jurídicos como otro conjunto de herramientas para seguir contando historias que apoyen y eleven a una amplia gama de comunidades. El derecho, al fin y al cabo, es una herramienta realmente poderosa que puede utilizarse de forma correcta o incorrecta dependiendo de quién cuente la historia. Quiero combinar el amor por la comunicación con ese conjunto de conocimientos para seguir haciendo este trabajo en un ámbito ligeramente diferente.

¿Qué va a echar de menos?

Quiero dar un toque de atención al personal de MAF. El equipo de programas es el mejor equipo con el que he trabajado. El hecho de ver que tenemos un conjunto diverso de perspectivas, y ver cómo eso se refleja en las conversaciones que tenemos como equipo. Cuando hacemos una lluvia de ideas, ver diferentes puntos de vista añade un elemento realmente único. Esto es algo que espero seguir obteniendo en la facultad de Derecho. Echaré de menos la dedicación del personal. La forma en que todos entienden el trabajo, y cómo se trabaja respetuosamente con la comunidad.

MISSION ASSET FUND ES UNA ORGANIZACIÓN 501C3

Copyright © 2020 Mission Asset Fund. Reservados todos los derechos.

Spanish