Mi viaje a MAF: Tendiendo un puente entre la tecnología y la inclusión financiera

Para celebrar el El laboratorio MAF cumple un año de vidaQueremos reconocer el papel y el trabajo de nuestro Consejo Asesor Tecnológico en apoyo de nuestros éxitos. Compartiremos una serie de publicaciones en el blog de los miembros del TAC, empezando por una de la copresidenta Kathryn Weinmann.  

Todo el mundo debería probar a llamar en frío en algún momento. Deja que el probable rechazo te recuerde que estás llegando más lejos que antes. Y es un subidón total cuando lo consigues. Este verano, hace cinco años, me puse en contacto con Mission Asset Fund y no he vuelto a mirar atrás.

Había probado las microfinanzas en la universidad y había sido consultor de grandes bancos después, y cada vez más quería ayudar a definir la próxima generación de servicios financieros. Estudié un montón de empresas fintech y organizaciones sin ánimo de lucro en la zona de la bahía, pero Mission Asset Fund (MAF) tenía algo especial. Tenían los valores y el toque personal de una organización sin ánimo de lucro, pero su enfoque de la tecnología era más típico de una startup hambrienta y con ganas de escalar. Así que adiviné el correo electrónico del fundador y director general de MAF, José Quiñonez, y por un golpe de suerte estaba libre para reunirse esa tarde.

En nuestra primera reunión, José anunció la aprobación de la ley de California SB896La ley que cambió el juego reconoció la importancia de los préstamos para la creación de créditos y facultó a las organizaciones sin fines de lucro para apoyarlos. No podía creerlo. Mientras muchas empresas de tecnología financiera luchaban en las zonas grises de la ley, esta organización sin ánimo de lucro estaba cambiándola.

MAF desarrolla herramientas críticas para ayudar a las personas a construir una vida financiera empoderada. Y los efectos son de gran alcance.

Su programa Lending Circles se distribuye a través de un red de socios sin ánimo de lucro en todo el país. José Jerarquía de necesidades financieras ayuda a las personas de todos los orígenes proporcionando una estructura en torno a un tema que, de otro modo, sería nebuloso e intimidante.

En los últimos años, he tenido el privilegio de ser copresidente del programa MAF Consejo Asesor de Tecnología (TAC). MAF está innovando constantemente, buscando siempre servir mejor a sus clientes y socios sin ánimo de lucro. El TAC apoya esa innovación y sirve de puente con la comunidad de startups. Compartimos nuestras experiencias para informar sobre la estrategia tecnológica de MAF, la hoja de ruta del producto y el enfoque de implementación.

Nuestro equipo cuenta con un conjunto diverso de experiencias en el desarrollo de software, las tecnologías financieras y el impacto social. Juntos, nos esforzamos por apoyar la próxima generación de iniciativas de productos en MAF.

Aprendo constantemente de este grupo excepcional, que aporta experiencia de Google, Stripe, Salesforce y otras organizaciones increíbles.

Los miembros del TAC proceden de diversos ámbitos y están unidos por el objetivo común de apoyar a MAF.

He visto de primera mano la reflexión y la intencionalidad que MAF aporta al desarrollo de productos. Ya sea que estemos discutiendo la estructura del Laboratorio MAF, probando el MyMAF aplicación, o aportando información sobre el proceso de lanzamiento del producto, el equipo de MAF fundamenta nuestras contribuciones en objetivos específicos que promueven la misión de la organización.

Además, mi participación en el TAC me hace mejorar en mi trabajo diario. Invierto en tecnología de consumo, a menudo en una fase temprana. En más de una ocasión, he señalado a los fundadores a MAF como un ejemplo de poner las necesidades del usuario en primer lugar. El enfoque de MAF para llevar a cabo su misión puede ayudarnos a todos a identificar y cuestionar los supuestos que subyacen al desarrollo de productos inclusivos.

MAF cambió mi vida, como sigue haciéndolo para los miembros de la comunidad del Área de la Bahía y más allá.

Estoy inmensamente agradecida por formar parte del TAC y apoyar su misión de aportar estabilidad financiera a los millones de personas que viven en la sombra. Los clientes de MAF son resistentes, tenaces y optimistas. También lo es MAF, y me inspiran a ser así también.

Sobre el autor: Kathryn trabaja con MAF desde 2014 y ahora es copresidenta del Consejo Asesor de Tecnología. Es inversora en Norwest Venture Partners en San Francisco.

MISSION ASSET FUND ES UNA ORGANIZACIÓN 501C3

Copyright © 2021 Mission Asset Fund. Reservados todos los derechos.

Spanish