SPUR del momento


MAF explora la conexión entre la planificación urbana y el acceso financiero.

Es media tarde de un día de verano excepcionalmente caluroso en San Francisco cuando la gente empieza a entrar en una sala bañada por el sol en las oficinas de SPUR en Mission y la calle 2, esperando escuchar sobre la creación de un nuevo camino hacia el empoderamiento financiero. A diferencia de los grupos habituales de personas (bancos, empresas de tecnología, sin fines de lucro, constructores de activos) que suelen venir a escuchar a José hablar de MAF, todas las personas en esta sala son planificadores urbanos.

Son las personas que trabajan para que las calles de la ciudad sean navegables, los edificios impresionantes y discretos, los parques verdes y acogedores, y el tráfico fluya sin problemas. Entonces, ¿por qué los urbanistas -personas que se interesan por los aspectos tangibles de la planificación de la ciudad- estarían interesados en la capacitación financiera? Sencillamente, una ciudad fuerte y vibrante necesita una base económicamente potente.

Una ciudad es como un organismo vivo; cuando sus habitantes se fortalecen, toda la ciudad se fortalece.

José empezó hablando de lo importante que es la capacitación económica para crear un entorno urbano sostenible. No es un argumento del que hablemos a menudo porque solemos estar en otro tipo de público. Así que no estábamos del todo seguros de cómo iba a ser, pero para nuestra sorpresa el público estaba totalmente de acuerdo.

Aprovechamos esta oportunidad para profundizar en el significado del empoderamiento financiero y su impacto inmediato en las comunidades y ciudades. Hablamos de enfoques innovadores para crear comunidades financieramente empoderadas que ya no tengan que recurrir a subsistir con préstamos de día de pago y otras deudas de alto costo.

Uno de los miembros del SPUR preguntó: "Me encantaría que se hiciera un esfuerzo para que las cooperativas de crédito fueran más accesibles... emulando a las tiendas de cambio de cheques". José respondió: "Aunque a primera vista pueda parecer una idea constructiva, para crear un espacio familiar para los individuos. Emular a los prestamistas del día de pago fomentaría y reforzaría el ciclo de la deuda, así como los patrones de subsistencia de los que estamos tratando de alejar a la gente."

Al emular a un prestamista de pago, no estamos modelando comportamientos financieros positivos. Queremos que las personas de esos grupos se acerquen a los servicios financieros convencionales de menor coste.

Fue en este momento cuando el público comprendió plenamente de qué trata MAF. Cuando nos reunimos con la gente donde está, reconocemos la aptitud financiera de nuestros miembros y cómo navegan por los puntos de dolor financiero de sus vidas.

Vemos la inteligencia financiera que han desarrollado y la utilizamos para transformarla. Para nosotros, ni la subsistencia ni la sustitución son el objetivo. No queremos sustituir un sistema roto por otro sistema. Queremos llevar a nuestros miembros a un modelo funcional y formalizado de ahorro, inversión y creación de crédito.

La planificación económica va de la mano de la estabilidad financiera de toda una ciudad. Eso es tan importante como crear carriles para bicicletas lo suficientemente anchos o edificios que cumplan las normas. Se trata de tener una visión más larga de la sostenibilidad de una ciudad, su cultura y la calidad de vida de todos. La planificación urbana no termina con la acera, sino que empieza con las personas que la utilizan.

MISSION ASSET FUND ES UNA ORGANIZACIÓN 501C3

Copyright © 2020 Mission Asset Fund. Reservados todos los derechos.

Spanish