Saltar al contenido principal

Etiqueta: Política de inmigración

Ayudar a los más desfavorecidos a superar la crisis

Nos encontramos en medio de una crisis que define a una generación. El coronavirus está dejando al descubierto la interconexión de la vida moderna, extendiéndose rápidamente y poniendo en peligro la salud y el bienestar de millones de personas en todo el mundo. Nadie es inmune.

Esta pandemia sin precedentes y en desarrollo está afectando a todo el mundo, pero los que menos tienen y los últimos serán los más perjudicados.

El coronavirus está sacando a la luz profundas desigualdades en nuestra sociedad. Las personas con casas que albergar, bienes que proteger y ayudas que obtener se verán afectadas. Pero las personas sin hogar, los inmigrantes sin protección y los trabajadores sin ayuda van a llevarse la peor parte de la crisis económica. Los clientes ya se han puesto en contacto con nosotros para contarnos que han perdido sus empleos, sus salarios y sus ingresos. No saben cómo van a pagar el alquiler a final de mes.

La gente está sintiendo un profundo dolor financiero en este momento.

Más difícil aún es el hecho de que muchos de nuestros clientes no pueden o no quieren recibir ayudas de los programas gubernamentales. Millones de trabajadores a tiempo parcial, estudiantes, contratistas, inmigrantes y autónomos no pueden acceder al seguro de desempleo, a las prestaciones sanitarias o incluso a la asistencia nutricional. Esta pandemia está mostrando la realidad de que no existe una red de seguridad significativa para las personas que más la necesitan.

Las familias inmigrantes están aterrorizadas. El gobierno federal aplicó recientemente una "Regla de Carga Pública" que envió un mensaje escalofriante a las familias inmigrantes contra el uso de los servicios públicos. Ahora, se preguntan si ir al hospital podría perjudicar sus posibilidades de convertirse en residentes legales permanentes. Les preocupa: "Si soy indocumentado, ¿acudir a un tratamiento podría hacerme vulnerable a la deportación?".

En MAF, conectamos a los clientes con los servicios comunitarios y les proporcionamos ayuda financiera directa cuando es posible.

Cada vez hay más conciencia de que, en momentos como éste, lo más útil es el dinero real para ayudar a las personas a pagar el alquiler, comprar alimentos y evitar que se atrasen más. Para algunos, puede ser una pequeña intervención, una remisión, una pequeña subvención o un préstamo puente lo que les permita seguir adelante. Pero el momento es crítico.

Nos estamos moviendo rápidamente para levantar el Fondo de Respuesta Rápida de MAF para ayudar a los trabajadores de bajos ingresos, a las familias inmigrantes y a los estudiantes que probablemente se queden atrás, sin el alivio de la acción del gobierno. Tenemos las herramientas, la tecnología y el alcance en estas comunidades vulnerables, pero necesitamos su apoyo financiero para hacerlo realidad. 

En este momento de crisis nacional sin precedentes, va a ser necesario que todos nos unamos, que nos apoyemos mutuamente con un espíritu renovado de reciprocidad y respeto. Estamos juntos en esto, y sólo juntos podremos avanzar como nación.

Haga clic en aquí para donar.

En solidaridad,

José Quinonez

Lo vimos venir.

Desde aquel espantoso día en que Trump descendió por la escalera mecánica para anunciar su candidatura, todos sabíamos en el fondo que era el inicio de la temporada abierta contra los inmigrantes. Lo habíamos visto antes. Políticos desesperados utilizando una retórica odiosa de silbato de perro para deshumanizar y convertir en chivo expiatorio a la gente de color. Nunca pensé que la temporada abierta esta vez significaría una lluvia de balas - matando indiscriminadamente a seres humanos sólo porque parecen mexicanos, incluyendo a Jordan y Andre Anchondo, ambos padres protegiendo a su hijo pequeño en El Paso.

Como muchos otros, las noticias de El Paso sacudieron mi sensación de seguridad y pertenencia a Estados Unidos.

Supongo que esa era exactamente la intención de otro acto de terror en una campaña contra los inmigrantes. Lo que está claro para mí es que el tirador de El Paso no actuó solo. La Casa Blanca también está impulsando su propia campaña que ahora está clara: asalto a los lugares de trabajo sólo por el espectáculo; denegación de visados a un ritmo récord para las personas que buscan reunirse con sus familias; separación de familias solicitando asilo sólo para enviar un mensaje de rencor e indiferencia a sus reclamaciones; y ahora castigando a los residentes legales con la incertidumbre sobre su estatus migratorio si buscan asistencia pública. Todo esto lo hacen para infligir crueldad en la vida de las personas, para hacer que los inmigrantes sentirse inseguro, no ser querido o acogido en Estados Unidos. Nosotros también lo sentimos.

En MAF, estamos convirtiendo nuestro dolor en acción. Estamos comprometiendo un fondo rotatorio de préstamos de $1,5 millones para ayudar a los inmigrantes elegibles a solicitar la ciudadanía y DACA.

Estamos duplicando el número de préstamos a interés cero para ayudar a las personas que no pueden cubrir el coste de la solicitud a hacerlo ahora. Más de 8 millones de inmigrantes que reúnen los requisitos necesarios pueden solicitar la ciudadanía estadounidense; queremos ayudar a los que no pueden cubrir el $725 coste de la solicitud. No hay tiempo que perder.

Únete a nosotros. Ayúdanos. Trabaja con nosotros. No podemos permitir que Estados Unidos descienda más.

Con gratitud,

José Quinonez

DONAR

Seguiremos luchando

Me duele el alma al escuchar a los bebés llorar desconsoladamente por sus padres, suplicando ayuda. Pienso en estos pequeños cada vez que miro a mis hijos, con la esperanza de que detengamos esta locura y los reunamos con sus madres y padres que se enfrentaron a ese largo y peligroso viaje que millones de inmigrantes han hecho antes, buscando seguridad en Estados Unidos.   

Pero en lugar de refugio, encontraron un gobierno que aterrorizó su inocencia, arrancando a los niños de sus padres y violando sus derechos humanos y legales en el proceso. La política de "tolerancia cero" de Trump recuerda a la esclavitud, a los campos de internamiento japoneses e incluso a la Alemania nazi. ¿Y para qué? Esta administración calculó cruelmente que tomar a los bebés como rehenes encendería una crisis para promover su agenda política.

Cometieron un terrible error.

La nueva Orden Ejecutiva de Trump no puso fin a la crisis. La administración sigue con la política de "tolerancia cero", manteniendo a los solicitantes de asilo en campos de detención a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México. Y no están haciendo nada para reunir a los 2.300 niños bajo custodia de Estados Unidos con sus padres. En lugar de ello, están siguiendo su plan de juego, utilizando a los niños como moneda de cambio para presionar al Congreso para que financie el muro de Trump, recorte los visados para los inmigrantes legales, elimine el programa de visados de diversidad, criminalice a los inmigrantes y bloquee cualquier esperanza de un camino hacia la ciudadanía para millones de inmigrantes trabajadores que impulsan nuestra economía, pero sobre todo, que llaman a los Estados Unidos su hogar.

No nos sorprenden las acciones de Trump, pero estamos indignados y activados. Desde el principio, esta administración ha atacado a los inmigrantes en la retórica llamándolos violadores, delincuentes, matones o animales. Sus acciones se han alineado con esta retórica: terminando DACA y torpedeando los esfuerzos bipartidistas para proporcionar soluciones legislativas a los Dreamers. Paso a paso, está desmantelando cualquier esperanza de que los inmigrantes y las personas de color sean miembros de pleno derecho de nuestra sociedad.

Está claro que tiene miedo de una América emergente que es rica y diversa, colorida y compleja. Tiene miedo de una América que no se parece a él.

Pero por mucho que nos tema o nos odie, no puede deshacerse de nosotros. Su administración está trabajando duro para hacer la vida miserable e imposible a las familias inmigrantes. Criminalizarán, detendrán, deportarán, aterrorizarán, confiscarán lo poco que podamos tener; pero no pueden deshacerse de nosotros.

Somos resistentes. Somos supervivientes. Y no estamos solos. Hay millones de personas que no tienen miedo y que lucharán con nosotros por esa América emergente que es justa y expansiva con mucho espacio, abrazos y recursos para esos niños que lloran en la frontera ahora mismo.

Escúchame decir esto: Trump no tendrá la última palabra. No dictará lo que es Estados Unidos, ni en qué se convertirá.

En MAF, estamos doblando la apuesta. Estamos ayudando a más residentes permanentes legales a solicitar la ciudadanía. A lo largo de los años, hemos financiado más de 8.000 solicitudes de ciudadanía estadounidense y DACA y estamos dispuestos a hacer miles más en los meses y años venideros. Hay 8,8 millones de residentes permanentes legales elegibles para la ciudadanía en este momento. Queremos ayudarles a naturalizarse, a dar ese primer paso para poder votar en las próximas elecciones. Y estamos más decididos que nunca a ayudar a los inmigrantes a mejorar su vida financiera, a ayudarles a echar raíces en el lugar donde viven y a sentirse seguros de que pertenecen a un lugar.

Son parte integrante de lo que somos como nación y necesitamos sus sueños, su energía para seguir construyendo esa América emergente.

Los gritos que se escuchan en todo el mundo no quedarán sin respuesta. Por los niños arrancados de los brazos de sus padres, y por los millones de personas que se encuentran en los márgenes de la sociedad, seguiremos luchando por la libertad, la dignidad y el respeto, doblando siempre ese arco del universo moral que mencionó una vez MLK, hasta que se rompa hacia la justicia.

Con amor y gratitud,

José Quinonez

DAR:

Dona a las organizaciones legales y sin ánimo de lucro que trabajan para defender los derechos de los inmigrantes en los tribunales y proporcionar apoyo directo a las familias en la frontera.

  • Fundación ACLU es una organización sin ánimo de lucro defender los derechos civiles de las personas. Su Proyecto de Derechos de los Inmigrantes defiende los derechos de los inmigrantes y actualmente litiga sobre cuestiones de separación familiar.
  • Centro de Educación y Servicios Legales para Refugiados e Inmigrantes (RAICES) es una organización sin ánimo de lucro que presta servicios legales a niños, familias y refugiados inmigrantes en el centro y sur de Texas. Ayudan a sacar a los padres de la detención para que puedan reunirse con sus hijos.
  • Niños necesitados de defensa (KIND) es una organización de defensa de la política nacional con oficinas en diez ciudades, incluidas San Francisco y Washington D.C. KIND forma a abogados pro bono para que representen a niños inmigrantes no acompañados.
  • Ángeles de la frontera es una organización sin ánimo de lucro con sede en San Diego, centrada en los derechos de los inmigrantes, la reforma migratoria y la prevención de las muertes de inmigrantes en la frontera.
  • Apoye a las familias inmigrantes: #HeretoStay es la campaña de MAF para recaudar fondos para apoyar las solicitudes de DACA, Ciudadanía, TPS y Tarjeta Verde para evitar que las familias se separen por el cambio de estatus migratorio.

ABOGADO:

Llama a tu congresista para que apoye que las familias permanezcan juntas. Exija que el Congreso atienda las solicitudes de asilo y reúna a los 2.300 niños ya separados de sus padres.  

  • Línea de comentarios públicos de la Casa Blanca: 202-456-1111
  • Línea de comentarios públicos del Departamento de Justicia: 202-353-1555
  • Centralita del Senado de los Estados Unidos: 202-224-3121

RALLY:

Salga a la calle y únase a una Las familias deben estar juntas manifestación cerca de usted el 30 de junio

ENGAGE:

Muestra tu apoyo en las redes sociales (#FamiliesBelongTogether #KeepFamiliesTogether).