¡Bienvenido a Carmen Chan, becario de DREAMSF!


Carmen, una Dreamer de Venezuela, comparte su historia y su sueño de ayudar a los jóvenes indocumentados.

Carmen Chan se ha incorporado recientemente al equipo de MAF como becaria de divulgación a través del Oficina de Compromiso Cívico y Asuntos de los Inmigrantes de San Francisco". Beca DREAMSF. La beca DREAMSF es una oportunidad para que los jóvenes aprobados por DACA sirvan a las comunidades de inmigrantes de San Francisco mientras adquieren una valiosa experiencia y formación profesional. ¡Estamos muy contentos de tener a Carmen trabajando con nosotros y queremos compartir un poco sobre ella a través de una entrevista!

1.¿Qué le inspiró a solicitar la beca Dream SF?

Estaba buscando algo que hacer durante el verano y entonces mi asesor académico me envió un correo electrónico sobre la beca Dream SF. También quería hacer algo por la comunidad indocumentada porque quería averiguar qué tipo de líder puedo ser. Me presenté y me aceptaron.

2. Háblenos un poco de usted.

Nací y me crié en Venezuela. Me acabo de graduar de la Universidad Estatal de San Francisco, con una doble licenciatura en Historia y Español. Asistí a la Everett Middle School y a la Galileo High School en San Francisco. Llegué a San Francisco cuando tenía 12 años con mis padres. Mis padres se quedaron una semana y decidieron dejarnos a mí y a mi hermana al cuidado de mi tío. Fue difícil para mí, porque tuve que empezar de nuevo. Quería quedarme en mi país, porque la mayoría de mis familiares y amigos vivían allí.

Me considero una persona de dos mundos porque al crecer la cultura china estaba en mi entorno y una vez que fui a la escuela, la cultura venezolana era muy prominente. En casa, mis padres me hablaban en chino y las costumbres y la religión eran muy importantes al crecer. Por ejemplo, en el Año Nuevo chino mi madre se levantaba temprano y empezaba a preparar la comida. Lo que más me gustaba era despertarme y oler la comida de mi madre, los sobres rojos y los fuegos artificiales. Además, la cultura venezolana era muy destacada porque pasaba mucho tiempo en las casas de mis vecinos. Recuerdo haber comido arepas, cachapas y sancocho. En la escuela, jugaba con los niños del barrio. También aprendí mucha jerga callejera venezolana.

Venezuela siempre está en crisis. Mi país está dividido aún hoy. Recuerdo que cuando era niño falté mucho a la escuela debido a las protestas y enfrentamientos entre el partido de Hugo Chávez y la oposición. Mis padres pensaron que la mejor opción era venir a Estados Unidos, estudiar y mejorar mi educación. La situación política ahora es peor que cuando me fui. Mis padres no tienen ni siquiera papel higiénico para usar o pollo para comer. Me siento muy mal por cómo está el país ahora mismo.

3. ¿Cuáles son algunas de las actividades o proyectos en los que ha participado y de los que se siente realmente orgulloso?

Cuando era pasante en Pact, Inc, Ayudé a una estudiante asiática con su ayuda financiera. Al hacerlo, descubrí que era AB540 y se sorprendió mucho porque sus padres no le habían dicho nada sobre su estatus. AB540 fue una ley de la asamblea que se aprobó en 2001, que permite a los estudiantes indocumentados pagar las tasas de matrícula del estado. Muchos estudiantes indocumentados se refieren a sí mismos como AB540 para especificar su estatus.

La estudiante me recordó mucho a mí misma porque mis padres tampoco me dijeron que era indocumentada. Me enteré de mi situación en la escuela secundaria, cuando mi consejero de la escuela secundaria me dijo que no calificaba para la FAFSA. Mi consejera no sabía qué hacer con mi situación porque probablemente era la primera estudiante indocumentada que conocía en ese momento.

Al día siguiente, la estudiante vino y me dijo que no quería ir a la universidad porque era demasiado cara. Le dije que había muchas formas de obtener ayuda, como las becas. La animé a solicitar todas las becas disponibles y así lo hizo. Cuando me enteré de que había conseguido una beca de cuatro años para asistir al City College, me alegré mucho por ella. Todavía sigo en contacto con ella en Facebook.

4. ¿Por qué le interesó trabajar en MAF como becario de divulgación?

Tener el permiso de trabajo ha sido una experiencia que me ha abierto los ojos. Cometí errores y aprendí algunas grandes lecciones importantes. Por ejemplo, la declaración de impuestos fue muy confusa y cometí algunos errores en mi W-4. No sabía por qué el IRS tenía que sacar dinero de mi sueldo. Algunos de mis amigos indocumentados empezaron a hablarme de contratar tarjetas de crédito, porque era importante empezar a construir una puntuación de crédito. Estaba perdido y un poco confundido. La razón por la que quise unirme a MAF es porque quiero proporcionar ese apoyo y orientación a muchos jóvenes indocumentados sobre sus finanzas.

5. ¿Qué le apetece hacer durante la beca?

Estoy deseando aprender muchas habilidades, especialmente en el ámbito de la divulgación, porque creo que la divulgación es una herramienta poderosa que puede influir y empoderar a la comunidad a la que servimos. También, la creación de redes y el establecimiento de conexiones.

6. ¿Cuáles son algunos de sus objetivos en los próximos cinco años?

Espero en 5 años tener un trabajo que me guste, especialmente trabajando con jóvenes o con las comunidades de bajos ingresos en el Área de la Bahía. Espero que en 5 años tenga la posibilidad de traer a mis padres a vivir aquí conmigo. Hace unos 10 años que no veo a mi madre y la echo mucho de menos.

7. ¿Cuáles son sus esperanzas para la comunidad de Dreamers y los estadounidenses indocumentados?

Espero que pronto tengamos una reforma migratoria que beneficie a todos por igual, una reforma que beneficie no sólo a los jóvenes, sino a los padres trabajadores. El Acción Diferida para los Llegados en la Infancia tiene tantas limitaciones, como que tienes que haber llegado a los EE.UU. antes de los 16 años y tienes que tener menos de 31 años a partir del 15 de junio de 2012, por lo que no beneficia a todos los Dreamers. Una de mis mejores amigas no pudo solicitar la Acción Diferida porque llegó aquí en julio de 2007, pero para calificar debes haber residido en los Estados Unidos desde junio de 2007. Debido a la diferencia de un mes, ella no pudo solicitar la Acción Diferida.

No podemos rendirnos ahora. Todavía hay esperanza. Nunca es demasiado tarde para luchar por nuestros sueños. No estamos solos en esta lucha. Nuestras luchas nos hacen más fuertes y nos convierten en lo que somos.

MISSION ASSET FUND ES UNA ORGANIZACIÓN 501C3

Copyright © 2021 Mission Asset Fund. Reservados todos los derechos.

Spanish